Abejas ayudan al café frente al cambio climático

 

Recientemente se publicó un estudio que analiza cómo se afectaría el café en la región de mayor producción del grano en el mundo: América Latina. La buena noticia es que la diversidad de especies de abejas ayudará a compensar la falta de adaptabilidad de la planta al cambio climático gracias a la polinización.

 

Octubre de 2017, Por Mauricio Rodriguez, Ph.D.

En el último número de la prestigiosa revista científica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America) se publicó un estudio multinacional liderado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical que, junto con otras reconocidas instituciones de investigación científica en varios países, modeló computacionalmente la distribución actual y futura de café y polinizadores asociados a este cultivo, bajo diferentes escenarios de cambio climático que podrían presentarse en América Latina. Los científicos reconocen que el cambio climático continuará siendo uno de los principales factores que afectan la agricultura y las especies de polinizadores, lo cual tendrá efectos en la seguridad alimentaria y el desarrollo rural (Imbach, y otros, 2017).

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el cambio climático causa efectos directos e indirectos que afectan la productividad agrícola, tales como los cambios en los patrones de lluvias, sequías, inundaciones y la redistribución geográfica de insectos, incluyendo las plagas, y de otros organismos que causan enfermedades y pérdidas en cultivos (FAO, 2017). Diferentes estudios han calculado que para 2050 el área global apta para cultivar café se podrá reducir en al menos un 50% (Ovalle-Rivera, Läderach, Bunn, Obersteiner, & Schroth, 2015). Estas pérdidas afectarán aproximadamente a 100 millones de agricultores y otras personas que viven del café (Bunn, Läderach, Ovalle-Rivera, & Kirschke, 2015).

Como sucede con muchos otros commodities agrícolas, uno de los principales retos del cultivo del café frente al cambio climático es la poca diversidad genética en los cultivos comerciales (McGuire, 2016). Históricamente, los cultivos de café han sido seriamente amenazados por brotes de infecciones por hongos como el que causa la roya, provocada por Hemileia vastratix, o la mancha de hierro, causada por el hongo Cercospora coffeicola. En cuanto a las plagas, tres insectos causan las principales afectaciones: la broca, Hypothenemus hampei; el minador de la hoja, Leucoptera coffeellum, y la palomilla de las raíces, Dysmicoccus spp (Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, 2010). Actualmente existen tecnologías agrícolas para enfrentar algunos de estos retos, como las variedades genéticamente modificadas y los productos agroquímicos de protección de cultivos como los fungicidas e insecticidas, pero a medida que se intensifique el cambio climático, las plagas y organismos infecciosos se harán resistentes a algunas de estas tecnologías. Por esta razón, es fundamental para los países de América Latina ejercer opciones regulatorias adecuadas para los ecosistemas tropicales que permitan avanzar en el desarrollo de nuevas tecnologías y nuevos productos hacia el futuro.

Por otra parte, se han identificado más de 100 especies de insectos que viven sinérgicamente con el café, incluyendo a polinizadores como las abejas. La acción de los polinizadores tiene un efecto positivo sobre el rendimiento del cultivo de café, al igual que sobre la cantidad y tamaño de sus frutos (Roubik, 2002) (Olschewski, Tscharntke, Benítez, Schwarze, & Klein, 2006). Dentro de los diferentes polinizadores, las abejas juegan un papel muy importante en proveer servicios de polinización al cultivo del café en América Latina.

Los resultados de la modelación liderada por CIAT, sugieren que es importante estudiar conjuntamente los efectos directos como los indirectos del cambio climático en los cultivos. Para el caso del café que se cultiva en nuestra región, se espera que en ciertas zonas disminuyan las áreas aptas para cultivar café, al tiempo que pueden incrementar en otras. Al mismo tiempo, cuando las áreas disminuyen, la posible disminución esperada podría ser amortiguada por la presencia de un número adecuado de polinizadores que aumenten la productividad. En contraste, cuando el número de polinizadores disminuye, esto podría afectar negativamente los cultivos aún en las zonas donde haya aumento de áreas adecuadas para cultivar el café. La siguiente figura resume los principales hallazgos del estudio.

Estudio abejas

Las áreas color verde oscuro en A y B indican aquellas donde se espera una asociación positiva entre áreas cultivables y buen número de polinizadores (10-22%), mientras en verde claro se ven las áreas donde habría una asociación negativa entre área cultivable y número de abejas (34-51%). Esto quiere decir que en color verde oscuro se ven las áreas donde aumentarían tanto las condiciones agronómicas como la polinización, siendo el mejor escenario posible. En colores naranja claro y oscuro se ven las áreas donde mejoran las condiciones agronómicas, pero disminuye el número de abejas (31-33%) y viceversa (8%). Esto significa que en estas áreas la disminución de área cultivable o de número de abejas, se verá parcialmente compensada por el aumento en el otro factor, disminuyendo la probabilidad de pérdidas de productividad. En rojo se ven las áreas donde se proyecta un número mayor de abejas (más de 20 especies diferentes), señalando un escenario positivo para estos polinizadores, aún frente al cambio climático. El histograma C en la figura indica el número total de especies de abejas en áreas aptas para el cultivo, donde aumentarán las especies de abejas (verde) o disminuirán (marrón), pero que en cualquier caso se beneficiarán de polinización por estos insectos cuando hay entre 3 y 20 especies presentes en el cultivo.

Aunque, bajo los escenarios de calentamiento modelados en el estudio, se espera que las áreas cultivables puedan llegar a disminuir entre un 73 a 88%, y el número de especies de abejas afectadas por ese calentamiento disminuiría entre 8 y 18%, todas las áreas cultivables tendrán un número adecuado de abejas que ayudarán a mejorar la productividad a través de la polinización: más de 5 especies en todas las áreas y más de 10 especies de abejas en el 46 al 59% de las áreas cultivables. En este tipo de escenarios actuales y futuros, la buena comunicación entre agricultores y apicultores ayudará a fortalecer la sinergia entre las especies y a promover las buenas prácticas, tanto agrícolas como apícolas, que contribuyen a la sostenibilidad, la conservación de la biodiversidad y la seguridad alimentaria.

Este estudio resalta cómo uno de los principales retos, tanto para la agricultura como para la apicultura, seguirá siendo el cambio climático y como los avances e innovación en tecnologías de protección de cultivos y para controlar enfermedades e infestaciones de plagas en abejas, jugarán un papel importante para continuar promoviendo la coexistencia positiva entre estas dos prácticas y la conservación de la biodiversidad.

Referencias

  • Bunn, C., Läderach, P., Ovalle-Rivera, O., & Kirschke, D. (2015). A bitter cup: climate change profile of global production of Arabica and Robusta coffee. Climatic Change, 89-101.
  • FAO. (2017, 10 03). Climate Change | Food and Agriculture Organization of the United Nations. Retrieved from http://www.fao.org/climate-change/en/
  • Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. (2010). Manejo Agronómico | Café de Colombia. Retrieved from http://cafedecolombia.com/particulares/es/sobre_el_cafe/el_cafe/manejo_agronomico/
  • Imbach, P., Fung, E., Lee, H., Navarro-Racines, C. E., Roubik, D. W., Ricketts, T. H., . . . Roehrdanz, P. R. (2017). Coupling of pollination services and coffee suitability under climate change. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 10438-10442.
  • McGuire, K. (2016, 11 04). Texas A&M adds research jolt to global effort to save coffee industry from climate change. The Houston Chronicle, pp. http://www.houstonchronicle.com/news/houston-texas/houston/article/Texas-A-M-adds-research-jolt-to-global-effort-to-10593310.php.
  • Olschewski, R., Tscharntke, T., Benítez, P. C., Schwarze, S., & Klein, A.-M. (2006). Economic Evaluation of Pollination Services Comparing Coffee Landscapes in Ecuador and Indonesia . Ecology and Society, http://www.ecologyandsociety.org/vol11/iss1/art7/.
  • Ovalle-Rivera, O., Läderach, P., Bunn, C., Obersteiner, M., & Schroth, G. (2015). Projected shifts in Coffea arabica suitability among major global producing regions due to climate change. PLoS One, https://doi.org/10.1371/journal.pone.0124155.
  • Roubik, D. W. (2002). Tropical agriculture: The value of bees to the coffee harvest. Nature, 708.