La verdad sobre los residuos de plaguicidas en los productos frescos: todas alentadoras, algunas incómodas

 

Tomado de: Forbes
Steven Savage, Colaborador
10 de abril, 2018

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Forbes son de ellos.

Anteriormente publiqué artículos sobre el Programa anual de Datos de Plaguicidas (PDP) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) que analiza los residuos químicos en diversos productos alimenticios estadounidenses (principalmente frutas y verduras). Entonces, ¿qué nos dice realmente este conjunto de datos? Bueno, la noticia alentadora es que nuestro suministro de productos frescos es muy seguro desde la perspectiva de residuos de plaguicidas. El 99.85% de los residuos que se detectaron están por debajo de las "tolerancias" ya conservadoras establecidas por la EPA sobre la base de una evaluación de riesgos exhaustiva y rigurosa que refleja toda la información toxicológica disponible. Entraré en el detalles de los datos, pero la gran conclusión es que los agricultores que trabajan duramente y que suministran nuestros productos están haciendo un gran trabajo para proteger el rendimiento y la calidad del daño causado por las plagas, y al mismo tiempo lo hacen de una manera que es segura para nosotros. Somos consumidores afortunados.

Existe una organización llamada Grupo de Trabajo Ambiental que toma los mismos datos del USDA y elabora una clasificación de productos frescos para comprar orgánicos según cuán "sucias" consideran que son las opciones convencionales (Lista de la Docena Sucia, "Guía para Compradores"). Ese análisis es notoriamente engañoso porque esencialmente cuenta todas las detecciones por igual, ignorando de qué químico se trata, a qué nivel se detectó, y cómo se compara eso con las tolerancias específicas por cultivo y producto químico de la EPA. En los párrafos siguientes, me gustaría hablar sobre lo que realmente dicen los datos desde una perspectiva basada en la ciencia.

  

Resultados para Hortalizas Convencionales

ESPResultados Hortalizas Convencionales

Estos fueron los cultivos de hortalizas muestreadas del suministro de alimentos de EE. UU. por el USDA en 2016: tomates frescos, tomates enlatados, boniatos, espinacas, papas, lechuga, habichuelas verdes y pepinos.

 

En el gráfico anterior, las detecciones de plaguicidas para cada cultivo muestreado y evaluado en 2016 se desglosan por la forma en que esos resultados se comparan (en porcentaje) con las tolerancias de la EPA. La parte negra de cada barra es para productos químicos detectados para los cuales no existe un conjunto de tolerancias para el cultivo en cuestión. En casi todos estos casos, las cantidades detectadas son tan bajas que el USDA y la EPA reconocen que no hay ningún riesgo real involucrado. La parte roja de las barras es para detecciones que exceden la tolerancia. Tales detecciones son bastante raras. En la mayoría de los casos, esos niveles están solo marginalmente por encima de la tolerancia y existe un margen de seguridad suficiente para que estos no sean muy problemáticos. Observe que para varios cultivos (ver resultados de cultivos frutales a continuación también) no hay tales detecciones.

La parte rosa de las barras es para detecciones que están entre 1/20 de la tolerancia y la tolerancia. Yo uso esta categoría porque las Reglas del Programa Orgánico del USDA dicen que si un residuo es menor al 5% de la tolerancia de la EPA, no se considerará que haya sido nada más que "involuntario" y por lo tanto no comprometería el estatus del producto como Orgánico. En el cuadro de arriba hay una pequeña línea punteada de color verde y cualquiera de los resultados a la izquierda podría calificar técnicamente como "aceptable para orgánico". Curiosamente, ese es el caso de la mayoría de las detecciones en cultivos "convencionales". Para los tomates frescos es el 84%, para los tomates enlatados 98%, para los boniatos 68%, para las espinacas 80%, para las papas 74%, para las lechugas 97%, para las habichuelas verdes 68% y para los pepinos 62%. Las detecciones a la derecha de la línea punteada no son peligrosas; simplemente no cumplen esa norma orgánica bastante arbitraria (como veremos más adelante, tampoco lo hacen todas las detecciones en versiones orgánicas de estos cultivos).

Pero las noticias son aún mejores. La parte de color verde claro de las barras es para detecciones entre 1 y 5% de la tolerancia o entre 20 y 100 veces menor que esa norma. La sección de color gris es para detecciones de 100 a 1,000 veces más bajas que la tolerancia, y la parte verde oscuro de la barra es para detecciones más de 1,000 veces menores que la tolerancia; ¡algunas de estas son más de 10,000 veces más bajas! La transparencia del programa del USDA en el suministro de los datos detallados es buena porque revela lo insignificante que son estos residuos desde la perspectiva de la salud. Desafortunadamente, el Grupo de Trabajo Ambiental hace un uso indebido de esa transparencia de una manera manipuladora para impulsar su agenda de marketing de los orgánicos basada en el miedo.

 

Resultados para Frutas Convencionales

ESPResultados Frutas Convencionales

Estos son los cultivos de fruta muestreados del suministro de alimentos de los EE. UU. por el USDA en 2016: fresas, peras, naranjas, uvas, pomelos, cerezas congeladas, arándanos agrios, cerezas, jugo de manzana concentrado y manzanas frescas.

 

La historia con las frutas convencionales es similar. Una vez más, la mayoría de los residuos detectados calificaría bajo la regla orgánica del 5%: 76% de las veces para las fresas, 69% para las peras, 99.8% de las veces para las naranjas, 82% para las uvas, 99% para los pomelos, 81% para las cerezas congeladas, 99% para los arándanos agrios, 97% de las veces para el jugo de manzana concentrado y el 76% de las veces para manzanas frescas. Solo las cerezas frescas apenas alcanzaron a cumplir en 56% ese estándar arbitrario, pero en este año por algún motivo solo se probaron 30 muestras de cerezas (frente a 6-700 para los otros cultivos) por lo que es posible que no debiéramos darle demasiada importancia a esa diferencia. Observe que para las frutas hubo muy pocas detecciones sobre las tolerancias o sin tolerancia. Nuevamente, en conclusión: disfrute de nuestro suministro de alimentos seguros.

 

¿Y qué hay de los orgánicos?

En la página web principal del Programa Orgánico del USDA, hay una declaración muy clara: "Nuestras reglamentaciones no abordan la seguridad de los alimentos o la nutrición." Muchos consumidores piensan que orgánico significa que no se usan pesticidas. Ese no es el caso. Existe una lista bastante extensa de opciones de plaguicidas "naturales" que están permitidas, y natural no siempre significa "más seguro" a pesar de lo que décadas de promoción han tratado de decirnos. Todos los pesticidas naturales se someten al escrutinio de la EPA y están sujetos al mismo tipo de "restricciones de etiqueta" diseñadas para asegurar que se puedan usar de forma segura. El programa datos de pruebas de residuos PDP del USDA no está configurado para poder detectar la mayoría de los plaguicidas orgánicos aprobados, como el azufre, diversas sales de cobre, aceites parafinados, biológicos vivos y diversos extractos de plantas y productos de fermentación microbiana. Hacer eso requeriría ensayos costosos y específicos y el USDA ha elegido no hacerlo. Solo el producto de fermentación aprobado para orgánicos, Spinosad se detecta por los métodos utilizados (ver partes azules de las barras). Por lo tanto, aunque el PDP encuentra menos residuos en orgánico, no es una visión completa. Los agricultores convencionales también usan muchos de los productos naturales como parte de su programa.

En su programa PDP, el USDA recoge algunas muestras de orgánicos (4,8% del total en 2016). Esto representa solo 20-30 muestras para la mayoría de los cultivos, siendo las espinacas el mayor contingente este año con 65 muestras. La parte de la historia que es una "Verdad Inconveniente" es que se detectan un pequeño número de residuos de plaguicidas sintéticos en la mayoría de los cultivos orgánicos; productos que no están permitidos por las normas orgánicas. Una vez más, esto no es de ninguna manera un problema de salud por la misma razón que no es una preocupación para los convencionales; los niveles son demasiado bajos para representar una amenaza. Para muchas de estas muestras de cultivos orgánicos, ninguna de las detecciones está por encima de ese estándar arbitrario del 5% de la tolerancia y, por lo tanto, si esto formara parte del programa de cumplimiento para ser USDA orgánico, no se consideraría que el producto estaría infringiendo la norma. Existe un programa separado de muestreo de cumplimiento del USDA, pero el USDA no publica los resultados de ese esfuerzo.

 

Resultados para Hortalizas Orgánicas

ESPResultados Hortalizas organicas

Estos son los cultivos de hortalizas para los cuales el USDA recolectó algunas muestras de orgánicos para su análisis en 2016: tomates frescos, tomates enlatados, boniatos, espinacas, papas, lechuga, habichuelas verdes y pepinos. Debajo de cada cultivo se indica el número de muestras y de detecciones de plaguicidas sintéticos.

Observe que para los tomates frescos y enlatados, la lechuga y las habichuelas verdes; ninguno de los residuos detectados excedió el nivel del 5%. Para los boniatos, 2 de las 4 detecciones estuvieron entre 5 y 100% de la tolerancia. Para las espinacas, el 14% técnicamente violaron el estándar orgánico y lo mismo el 28% de las detecciones de pepinos. De nuevo, esto no es un problema de seguridad, sino más bien un conflicto de mensajes de marca.

 

Resultados para Frutas Orgánicas

ESPResultados Frutas Organicas

Estos son los cultivos para los cuales el USDA recolectó algunas muestras orgánicas en 2016: fresas, peras, uvas, pomelos, cerezas congeladas, jugo de manzana concentrado y manzanas frescas. Debajo de cada cultivo se indica el número de muestras y de detecciones de plaguicidas sintéticos.

 

Para las frutas orgánicas, las detecciones en peras, jugo de manzana concentrado y en manzanas frescas estaban todas debajo del umbral del 5%. Para muchos otros cultivos hubo violaciones técnicas de la norma orgánica: 18% para las fresas, 30% para las uvas, 30% para los pomelos y 30% para las cerezas congeladas.

  

Conclusión

Entonces, aparte del hecho de que cualquier pesticida puede ser detectado, ¿su presencia en los productos orgánicos representa un problema? No, excepto que no se ajusta a los mensajes de promoción que tantos consumidores han digerido a lo largo de los años (juego de palabras intencional). Un comprador ilustrado debería rechazar cualquier guía manipuladora como la "Lista de la Docena Sucia" y elegir sus frutas y hortalizas basándose en la frescura, el sabor y la asequibilidad, y también debería prestar atención al estímulo de las comunidades de salud y nutrición para comer muchas frutas y verduras.