Entrevista a la Ing. Gloria Meléndez Roca
Directora Ejecutiva PROCCYT A.C. (México)

 

Diciembre 4, 2017.

Gloria Melendez RocaEstamos convencidos que los polinizadores desempeñan un papel fundamental en la conservación de la biodiversidad, y en la producción de alimentos. De acuerdo con la FAO, el valor que representan en las cosechas a nivel mundial asciende a más de 200,000 millones de dólares anuales. En México particularmente, casi 90% de las 130 especies cultivadas depende de polinizadores. Como productor de miel, se posiciona en sexto lugar a nivel mundial, y es el tercer país con mayor exportación.

Por ello la Industria de la Ciencia de los Cultivos invierte más de 7 mil millones de dólares anuales en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías en protección de cultivos, para que los agricultores puedan implementar prácticas agrícolas modernas con las que las abejas y otros polinizadores puedan coexistir sin peligro.

Al respecto, Gloria Meléndez, Directora Ejecutiva de la Asociación que representa a la Industria de Protección de Cultivos en México, PROCCYT, nos platica de la importancia del uso responsable de las tecnologías e implementar Buenas Prácticas Agrícolas Apícolas en beneficio de los polinizadores para la producción de alimentos.

Curso apicultura PROCCYT

Estamos en un mundo en donde circula mucha información sobre la salud de los polinizadores -buena o mala-, y muchas veces, no sabemos qué tan cierta puede ser. Pocas veces escuchamos a la comunidad científica, y las pruebas de entidades reconocidas -USDA, ECPA, UNAM por mencionar algunas-, demuestran que el declive de las abejas en EE.UU., Europa y México es un fenómeno multifactorial. En 2016, la Universidad Nacional Autónoma de México inició un estudio para identificar los factores que influyen en la salud de las abejas. A casi dos años de haber iniciado se confirma que, en México, al igual que en otros países, las afectan múltiples factores, entre los que destacan problemas nutricionales, patógenos, malas prácticas agrícolas y apícolas, y principalmente, el ácaro Varroa destructor, el cual es un parásito que trasmite virus y enfermedades que afectan a las abejas dentro del panal.

Entendemos la importancia de ambas actividades, por ello, desde PROCCYT estamos impulsando activamente en coordinación con las autoridades en México, la investigación científica en torno al tema, y acciones de transferencia de tecnología en Buenas Prácticas Apícolas y Agrícolas. En ese sentido, a través de nuestra campaña de acompañamiento al agricultor, ‘‘CuidAgro’’, en 2017, capacitamos a más de 26,000 personas en el uso responsable de productos de Protección de Cultivos, y promovimos el intercambio de conocimientos y experiencias entre agricultores y apicultores en beneficio de la salud de los polinizadores y la producción de alimentos.

Recientemente, lanzamos el Curso Virtual ‘‘Buenas Prácticas Apícolas y Agrícolas para la salud de los polinizadores’’, el cual se encuentra disponible de manera gratuita en nuestra plataforma de Croplife Latin America, a través de la cual ustedes podrán accesar desde www.proccyt.org.mx. Con esta importante herramienta buscamos brindar información sobre cómo cada uno de nosotros puede contribuir a una mejor comunicación y cooperación entre la apicultura y la agricultura.

Curso apicultura PROCCYT 4Este curso está dirigido a estudiantes, técnicos, agricultores, tomadores de decisiones, y prácticamente cualquier persona interesada en contribuir a la protección de la salud de los polinizadores, ya que es muy sencillo y agradable de hacer, y en menos de una hora te brinda toda la información necesaria sobre la relevancia de la polinización en la agricultura, y las prácticas a seguir para proteger la salud de los polinizadores.

La salud de los polinizadores implica responsabilidad compartida y debe afrontarse de manera colectiva. Es importante resaltar que las Buenas Prácticas traen como beneficio lograr un control adecuado de la sanidad, inocuidad, productividad y por consecuencia, menores costos en cualquiera de los sistemas de producción.

Como consumidores, nuestra responsabilidad es estar bien informados; escuchemos más a la comunidad científica sería para hacer una buena toma de decisiones. Todos podemos contribuir a preservar la salud de los polinizadores; les reitero la invitación a que se animen a tomar el curso, y se conviertan, como nosotros, en embajadores del mismo para que sigamos trabajando juntos, por una agricultura sustentable.