Producto realizado con madera plástica y reciclado con envases vacíos de agroquímicos. CampoLimpio Uruguay

 

Mayo 2016

En 2015 la red de asociaciones de CropLife Latin America a través de su programa CampoLimpio logró recoger 56.791 toneladas con una inversión de más de 20 millones de dólares, ejecutados en 18 países de la región. Bajo procesos innovadores, este material se recicla en productos provechosos para la sociedad utilizados en industrias como la automotriz, de construcción y la agrícola.

Para José Perdomo, presidente de CropLife Latin America, la industria está comprometida con el manejo de los plaguicidas en el preconsumo, consumo y postconsumo con el objetivo de facilitar el uso de los productos y hacer la actividad agrícola más amigable con el ambiente.  

Países como Colombia, Venezuela, Guatemala, Bolivia, Argentina, Uruguay, Paraguay, México o Chile, producen madera plástica, conos de seguridad, bolsas plásticas para centros de acopio o cercas plásticas, por medio de los cuales se le da un segundo uso a este material. Otro ejemplo clave es el de Costa Rica que exporta a Japón el 80% de lo que se recicla para el desarrollo de las partes bajas de los vehículos y el otro 20% es procesado directamente en el país para la elaboración de madera plástica y basureros para centros de acopio.

“Brasil es el país líder en la región con la recolección de envases vacíos pues cuenta con una legislación que ha parametrizado esta actividad a través del INPEV, Instituto Nacional de Envases Vacíos”, agrega Perdomo.

 

Fomentar las Buenas Prácticas Agrícolas

Por medio del programa CuidAgro que se implementa en América Latina, la red de asociaciones de CropLife Latin America logró capacitar a más de 196 mil personas con una inversión de más de 2 millones de dólares, en 18 países de la región.

“Estamos seguros de que la capacitación y formación en temas de uso responsable de los plaguicidas, uso correcto de Equipo de Protección Personal EPP y el Manejo Integrado de Plagas, MIP, facilita a los agricultores el manejo de los cultivos y fomenta las buenas prácticas agrícolas, lo que al final se representa en una agricultura más sostenible”, asegura el presidente de CropLife Latin America.