Esta es una de las propuestas planteadas en el Diálogo Las Agro-tecnologías, herramientas del agricultor para la sostenibilidad agrícola de América Latina, organizado por CropLife Latin America y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA, en el marco de la Cumbre Mundial de Sistemas Alimentarios de Naciones Unidas.

Dialogo Cumbre Sistemas Alimentarios

Imagen del diálogo virtual Las Agro-tecnologías, herramientas del agricultor para la sostenibilidad agrícola de América Latina

San José de Costa Rica, Mayo 27 de 2021

En el marco de la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, se realizó un diálogo sobre la agro-tecnología y su importancia en la sostenibilidad agrícola de la región. Al evento realizado virtualmente el 27 de mayo asistieron 45 líderes del sector agroalimentario de América Latina, que analizaron en tres mesas de trabajo temas como la importancia de la adopción de las tecnologías, su adecuada regulación y los obstáculos al comercio de bienes agrícolas. Las conclusiones de estos diálogos serán esenciales para la Cumbre, que busca trazar un plan de transformación de los sistemas alimentarios, en línea con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. 

Lloyd Day, subdirector general del IICA destacó que la Cumbre de Sistemas Alimentarios es una oportunidad para escuchar a los agricultores y para que la sociedad reconozca el valor de la ciencia, y los enfoques científicos sean considerados en las políticas públicas.

Con la inversión en investigación y desarrollo, de la mano de la ciencia y la capacidad creativa logramos aumentar la productividad en un 300% en los últimos 50 años, destacó José Perdomo, Presidente de CropLife Latin America. Sin embargo, falta mucho por hacer para reducir el uso de agua dulce de la agricultura y bajar las tasas de deforestación, recuperar los suelos degradados y reducir las emisiones de carbono de la agricultura, para lograrlo necesitamos ciencia y tecnología, puntualizó Perdomo.

Dentro del diálogo el grupo se dividió en 3 mesas de debate, en donde cada participante contaba con el espacio para participar, compartir ideas y propuestas, y debatir sobre las posibles soluciones a las preguntas planteadas. 

El grupo que debatió sobre ¿Cómo avanzar en la adopción de las agro-tecnologías que faciliten la implementación de sistemas alimentarios sostenibles? propuso fortalecer con decisión los sistemas de extensión agrícola, promover la organización de los agricultores en asociaciones o cooperativas y trabajar en una triple hélice entre academia, agricultores y gobiernos.

Frente a la pregunta ¿Cómo lograr que la regulación de las nuevas tecnologías facilite el acceso para todos los agricultores, particularmente los de mediana y pequeña escala? otro de los grupos de trabajo propuso que la academia debe ser más activa en la comunicación de la ciencia, modernizar las regulaciones y cerrar la brecha entre el mundo científico y el mundo político, para desmitificar el uso de nuevas tecnologías.

¿Cómo superar para el año 2030, los obstáculos al comercio internacional impuestos por certificaciones privadas y exigencias fitosanitarias de gobiernos, que varían según los mercados de destino? fue el tercer tema analizado, en el que se propuso buscar la comprensión de mercados de exportación frente a las necesidades de los agricultores en América Latina, particularmente frente a las plagas, malezas y enfermedades del trópico, y el uso de productos fitosanitarios. Otro enfoque discutido giró alrededor del nivel de conciencia e información de los consumidores sobre los procesos de producción de los alimentos y el costo que deben asumir los agricultores para cumplir con sus exigencias.

Las conclusiones de este Diálogo serán enviadas a la Secretaria de Cumbre Mundial de Sistemas Alimentarios de Naciones Unidas, que se realizará en septiembre próximo.