Responsables somos todos, no uno solo

 

Septiembre 2018. El éxito de los programas de recolección de envases vacíos de plaguicidas en América Latina no está solo en la cantidad de kilos o toneladas que se recogen anualmente. Consiste en reinventarse y buscar nuevas estrategias o aliados para ampliar su alcance.

Uruguay, el segundo país más pequeño de Sudamérica, después de Surinam, nos deja algunas lecciones sobre el tema al demostrar que la disposición final de envases vacíos de plaguicidas es una responsabilidad compartida y extendida. No solo ha realizado varias alianzas con instituciones públicas, ha logrado informar y capacitar agricultores que desconocían el programa CampoLimpio y ha ampliado la recolección de envases en regiones donde no tenía suficiente cobertura.

 

JornadaRecoleccionCanelonesUY3

 

¿Cómo lo ha logrado? La normativa, sus controles y una asociación local fuerte han sido factores determinantes en el éxito del programa, asegura Aldo Invernizzi, gerente de la Asociación Civil CampoLimpio de Uruguay. Si bien el programa CampoLimpio existe en Uruguay desde 2005, es a partir de 2013 con la puesta en vigencia del decreto 152/013 que toma verdadero impulso. Al estar respaldada por más de 80 asociados, busca cumplir la norma y favorecer la sustentabilidad ambiental con el reciclaje y procesamiento seguro de los envases vacíos de plaguicidas, asegura Invernizzi.

También puedes leer: ¿Qué es CampoLimpio?

Durante los últimos cinco años en la tarea de recolección, la Asociación siempre ha estado abierta a trabajar de forma conjunta con otros actores en pro de soluciones para los productores del país.

Uno de sus socios estratégicos, es el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a través de la DIGEGRA (Dirección General de la Granja). Los dos participan en jornadas de capacitación e información para dar a conocer el programa CampoLimpio y estimular a más agricultores a que cumplan con el triple lavado de envases y los lleven a los centros de acopio.

 

JornadaRecoleccionCanelonesUY1

 

Este año, la DIGEGRA realizó una convocatoria para la presentación de Proyectos de Buenas Prácticas Agrícolas para la Producción de Frutas de hoja caduca y Hortalizas frescas. Al establecer como requisito la constancia de buena gestión de envases en los últimos 6 meses, se evidenció un vacío: algunos productores nuevos no habían gestionado sus envases vacíos o presentaban dificultades para llevarlos a la red de centros de acopio o al distribuidor que se los vendió.

De allí surge la idea de forma conjunta con la DIGEGRA, con el apoyo de la FAO en Uruguay y de las distintas gremiales de productores locales, de realizar la primera jornada de recolección de envases del agro en Canelones. En dos días de jornada, en 4 puntos se convocó a más de 250 agricultores de la región que sorprendieron con más de 12.000 kilos de envases vacíos triple lavados y bolsas de fertilizantes. La recepción de la actividad fue alta. No solo se dio a conocer CampoLimpio entre los agricultores, también se entregó información sobre cuáles deben ser los pasos siguientes para darle disposición final a sus envases vacíos de plaguicidas.

Descarga aquí el afiche sobre manejo de envases vacíos

Pero ¿por qué cobra tanta importancia Canelones? La región de Canelones es relevante porque, a diferencia del 20 o 30% del país que tiene agricultura extensiva, allí abundan los cultivos hortofrutícolas de productores medianos y pequeños. Según Invernizzi, esta zona es de difícil cubrimiento debido a que los agricultores no están concentrados en un solo sector, están atomizados, lo cual dificulta la cobertura. Aun así, el éxito de la jornada permitió establecer contacto con estos productores, interiorizarlos sobre la normativa y mostrarles la importancia de gestionar correctamente los envases. Además, se reforzó la comunicación sobre el centro de acopio de Melilla que es el referente para la zona y que en el peor de los caso le queda una distancia de 40 o 50 kilómetros a los productores.

Hoy en día, CampoLimpio tiene en Uruguay más de cinco años de operación y cuenta con más de 13 centros de acopio. En lo que resta del año abrirá uno adicional y en 2019 tiene proyectado inaugurar dos centros nuevos. Esta infraestructura ya estaría en capacidad de cubrir todo el país con centros regionales para cada zona. Es importante seguir trabajando con los distribuidores de los insumos para que les reciban los envases a sus productores y los impulsen a cumplir la normativa.

 

JornadaRecoleccionCanelonesUY2

 

La alianza con DIGEGRA y otras entidades facilitan el proceso de acercamiento y son los puentes para dar a conocer el triple lavado y la disposición final de envases vacíos de plaguicidas.

Conoce con Custodio cómo hacer en triple lavado de envases vacíos de plaguicidas o fitosanitarios

Agricultores la responsabilidad es de todos. La participación en los programas de recolección de envases vacíos de plaguicidas con la entrega de los plásticos triple lavados en los centros de acopio aporta a la sostenibilidad y la protección del medio ambiente.