Sostenibilidad, está en el suelo

Fuente: Croplife International

Un suelo fértil y saludable es esencial para la agricultura y el suministro sostenible de alimentos. Los cultivos genéticamente modificados y los herbicidas complementarios reducen la necesidad de labrar – o arar – y ayudan a cuidar la tierra cultivable del mundo.

Los cultivos biotecnológicos y los productos de protección de cultivos facilitan una agricultura de labranza cero. El 10% del dióxido de carbono mundial se almacena en la tierra, el cual es liberado a la atmósfera al arar el suelo. La cantidad de dióxido de carbono que no se libera gracias al uso de cultivos biotecnológicos tolerantes a los herbicidas – los cuales facilitan la agricultura de labranza cero – es equivalente a la eliminación de los carros de las calles de Londres durante 5 años.

Haz click en la infografía para aprender sobre las capas del suelo y cómo los cultivos biotecnológicos y la protección de cultivos generan una tierra saludable y fértil.

 

Sostenibilidad, está en el suelo